18 de septiembre de 2017

Fougasse


"Hoy te traigo un pan vistoso, que además está, bien rico y delicioso"

Me aburro si todos los días hago el mismo pan. Necesito enfrascarme en nuevas recetas, técnicas, enrollados, formados, tiempos de espera, procesos de horneados; y probar migas, harinas y nuevos sabores.
Algunos en casa, piensan que si el pan que hago ya está rico ¿para qué cambiar? y otros creen que es divertido entrar en la cocina y abrir la panera con la curiosidad de ver, qué forma o sabor toca hoy.

Este pan procede de Francia, y más concretamente de La Provenza, donde se encuentran en cualquier tienda y se consume de forma habitual. Es un pan  semi plano, con una corteza crujiente y una miga llena de pequeños alveólos. Actualmente se incluyen frutos secos, semillas, aceitunas y hasta queso; el gusto del panadero y de con qué lo vayas a acompañar, será determinante a la hora de añadir las variantes. Personalmente recomiendo comerlo en el día.

Por lo que he leído sobre él, el pan fougasse servía antiguamente para comprobar la temperatura del horno de leña. Según el tiempo que tardaba en hacerse, daba idea del calor y de esa forma sabían si se podían hornear el resto de las piezas. A media mañana era costumbre, consumirlo por los aprendices de panaderos en la comida. 
Es la misma explicación, de cómo empezaron a hacerse las famosas Cocas de Forner de Cataluña, y que están tan ricas por cierto.

        


La primera vez que vi una fougasse, fue en una Tahona que abrieron cerca de casa. Era yo adolescente y ese Domingo mi madre me mandó a comprar el pan, dejándome elegir el que quisiera. Se me fueron los ojos detrás de este. Me cobraron un ojo de la cara y volví a casa sin apenas vuelta. Menuda cara se le quedó a la pobre.
Menos mal que por lo menos estaba rico, y no sobró ni una miga. Eso si, mi madre le dijo a todos, que la niña no volvía a la tahona.

No me digas que no es chula la forma que tiene ¿verdad que si? pues además te aseguro que si estás empezando a meterte en harinas, este es uno de los más fáciles y llamativos que puedes hacer. No pienses que lo digo por decir, ni porque me gusta tanto hacer pan que casi siempre digo lo mismo. Anímate, disfruta y lúcete con una pieza como esta en la mesa, va a volar.




(2  FOUGASSES)

PARA LA MASA:

250 grs Harina de trigo
30 grs Harina integral de trigo
175 grs  Agua mineral
150 grs Masa Vieja (opcional)
25 grs  Aceite Oliva Virgen Extra
  2 Cdas de Semillas variadas
5 grs Levadura seca de panadero

PARA LA TERMINACIÓN:

Aceite de oliva para pincelar
3 Cdas Sémola para formar las piezas
 Tomillo para espolvorear (opcional)
Semillas secas para espolvorear (opcional)
 






- Pondremos todos los ingredientes dentro de la cubeta.
- Seleccionamos el programa de amasado, aunque solamente vamos a amasar durante 5 minutos y dejamos reposar 10 minutos.
- Repetimos el paso anterior 2 veces más.
- Sacamos la masa de la cubeta, damos forma de bola y dejamos reposar una hora.
- Si haces la masa a mano, pon todos los ingredientes en un cuenco y amasa con los mismos tiempos y reposos. Seguir los mismos pasos a continuación.
 

- Pasado el tiempo de espera, dividimos la masa en dos partes.
- Esparcimos un poco de sémola sobre la encimera y desgasificamos con las manos a la vez que la aplanamos. Si no tienes sémola, haz lo mismo utilizando harina.
- Terminamos ayudándonos del rodillo para darle forma de rectangular o triangular . Hice una de cada. No tienen que ser perfectos, pues es un pan rústico.
 
- Tenemos que dejar la masa como de un centímetro de grosor. La pasamos de la encimera a una hoja de papel de horno (después de hacerle los cortes es mucho más difícil).
- Le hacemos los característicos cortes profundos. Uno será central y después tres oblícuos a cada lado, en total son seis. Con los dedos los abrimos bien para que tras el horneado, se mantengan y sean visibles.
- Pincelar la superficie con aceite y espolvorear las semillas elegidas y las hierbas.

- Te dejo abajo la otra fougasse que hice con forma rectángular. 
- En el suelo del horno pondremos un recipiente vacío, apto para horno, para que vaya calentando.
- Precalentamos el horno a 250º y en el momento de hornear el pan, bajamos a 210º, calor arriba y abajo. 
- Dejamos caer un vaso de agua en el recipiente que habíamos dejado en el fondo, para que genere vapor y la corteza resulte más crujiente.
- Con veinte minutos será suficiente.
- Dejar enfríar sobre una rejilla.




¡¡¡ Listo !!!



Eso es todo por hoy. nos vemos en unos días.
Hasta entonces espero que seas feliz.

30 comentarios:

  1. Hola!!! te diré que llevo la tira de tiempo com ganas de hacer este pan y que no lo he hecho... me atraso, se me olvida, no llego a tiempo... pero al verlo, que te ha quedado genial me entran ganas de ponerme. Tiene muy buena pinta y se ve de un crujiente impresionante. Me encata!! Feliz semana, besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nuria, no conocía el origen de este pan pero te diré que se ve precioso y no dudo que estará riquísimo. besitos guapa

    ResponderEliminar
  3. ¿Te puedes creer Nuria, que hace años que conozco este tipo de pan y que nunca lo he probado... ni tan siquiera lo he hecho...? Y mira que me gusta hacer pan... eh? A ver si para esta época que viene, otoño-invierno, y con mi nuevo horno... en mi nueva cocinita... me animo y me pongo a amasar como loca... jajaja!! Te han quedado espectaculares las dos fougasse y me imagino el olorcito de la cocina al hornearlos... Mmmm... sinceramente se me hace la boca agua!! Besos linda y buenísima semana.

    ResponderEliminar
  4. Querida Nuria. Te me has adelantado, pero no es raro, porque tratándose de recetas esperando a que tengan su oportunidad de ser elaboradas, se encuentra la Fougasse desde hace mucho.
    No conocía para que fue utilizada en sus orígenes y me ha llamado mucho la atención. Quién tuviera un horno como en aquellos tiempos.
    Sólo con ver las fotos, te aseguro que desaparecía en segundos. Como siempre, perfecta y deliciosa.
    Sigue así, aunque la mitad de tu casa no te entienda. Yo por fin he conseguido que no compre pan del super y me pida "del suyo" y me eche en cara que no le hago bastante uno que no he publicado pero sí horneado mucho sin hacer fotos, porque no me gusta cómo queda. Es tuyo, por cierto.
    Muchos besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  5. Ya sabes que soy una completa ignorante en cuestión de elaboración de pan, pero es que además no he probado todavía ninguno que no me guste, yo sobreviviría a pan y agua, así que me lo traigas casero y con esa forma tan chula lo único que hace es ponerme los dientes largos y pensar en todo lo que me estoy perdiendo por no vivir cerca de ti y aprender a cocinar tan rico manjar. Me consuelo pensando que todo llegará y compartiremos esa buena tarea. Hay que tener paciencia y fe.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Pues bendito aburrimiento!!! me encanta tu pan, si lo hago voy a dejarlos a todos alucionados, yupiiii, a ver si me atrevo! besitos

    ResponderEliminar
  7. Ya había visto este tipo de pan, pero aún no me he atrevido a meterme con él... creo que no me lo voy a pensar más porque me ha enamorado la tuya!! Que gozada!! Ba.

    ResponderEliminar
  8. Nuria me gusta el pan más que comer con los dedos, jejeje, de eso entiendo, por eso ver tu pan, me dice que debe ser un vicio, ir tomando trocitos mientras compartes un picoteo tonto con tu gente, ¡qué placer! Y qué lujo, más si lo has hecho tú misma.
    Ya sabes que de masas no entiendo, y que todos los panes se me hacen un mundo, así que por muy fácil que lo expliques seguiré soñando despierta, si es posible.
    Tus chicos deben sentirse súper orgullosos de tener una mami tan polivalente, polifacética y completa, lo mismo te montas un pan francés que unos bollos sevillanos, como para aburrirse, jejeje.
    Besitos, que pases un Buen Día en tu preciosa isla.

    ResponderEliminar
  9. Que bonito Nuria, y ademas con un aroma y un sabor exquisito no me cabe duda, un besote

    ResponderEliminar
  10. Te ha quedado de relujo no lo siguiente yo lo he echo tres veces y ninguna de las veces me han quedado tan bonitos como los tuyos me encantan no lo siguiente ,seguro que estaba de muerte relenta no lo siguiente la foto del corte es de lo mas tentadora.
    Bicos mil y feliz semana wapisima.

    ResponderEliminar
  11. Vaya imagino la cara de tu madre a la vuelta de comprar ese pan, jaja, con razón no te dejaba ir mas.
    Creo que he visto alguna vez este tipo de pan aunque no sabia ni como se llamaba ni lo he probado aun!! pero que no tardare, porque yo como tu me gusta cambiar y probar cosas nuevas, aunque yo no me aburro no tengo mucho tiempo para ello.
    Tengo una duda si no le pongo la masa vieja, lo sustituyo por algo mas?
    La verdad que a chulo este pan no le gana a ninguno, jaja.
    Mil besos mi niña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... lo de aburrirme, es un decir jajaja Siempre le faltan horas a mis días :)
      Si no tienes masa vieja, no le añadas nada. Ya sé que no todo el mundo tiene, pero me gusta mucho el sabor que le da a las migas.
      Besotes gordos mi niña.

      Eliminar
  12. Mi querida Nuria, me identifico por montones contigo cuando dices que te aburres de hacer el mismo pan (claro que el de masa madre si lo hago religiosamente), pero me gusta mucho hacer cosas nuevas siempre, conocer recetas de otros lugares..., la forma de este pan me gusta mucho, súper linda, lo tengo en mi radar y viendo este tuyo tan rico con tomillo, semillas y esa textura crocante que nos muestras me parece una preciosidad. Que hecho en casa, no tiene comparación y lo que una se ahorra, de aquella anécdota que nos hablas, lo bueno fue que estuvo rico, y este pan de seguro que te trajo esos recuerdos pero sin duda mucho más rico el tuyo con todo el cariño que le pones. Panarras felices!!, me encanta y lo guardo
    Te mando un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  13. Hola Nuria, si conozco este pan pero nunca lo hice, tu le das bien a todo, te quedan unos panes de infarto, tengo una receta tuya guardada de aquellos panecillos que son para abrir al medio y luego tostar, tengo muchas ganas de hacerlos a ver si encuentro el momento, mientras tanto me voy comiendo un trocito de este que tiene una pintaza....Bess

    ResponderEliminar
  14. Nuria hace un tiempo empecé a flirtear con las masas y los panes pero este corto affaire se vio truncado por el nacimiento de Lara y por el momento no dispongo del tiempo que necesitan las masas. Eso no quita que no atesore recetas pendientes de que les llegue su momento ¡todo llega en esta vida! y esta fougasse sube puestos como la espuma. Ni qué decir tiene que su forma ya me atrae, pero al leer tu entrada de hoy, conocer sus orígines y descubrir que es más sencilla de preparar de lo que parece hace que me entren muchas ganas de ponerme a ello.

    También me ha gustado que compartas esa historia familiar y personal con la primera fougasse que entró en tu casa y me he reído mucho con la reacción de tu madre porque la mía habría hecho igual.

    En fin, que me llevo la receta porque un trocito, a estas alturas, no queda ni de broma

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  15. Nunca lo he probado pero realmente parece riquisimo, entra por los ojos.
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  16. Menuda pintaza, muy bien explicado todos los pasos en imágenes, un beset

    ResponderEliminar
  17. Guau vistoso y con una pinta, que "quita el sentio".
    Cada vez me hace más gracias hacer pan en casa, el que se compra ya no sé si sele puede llamar pan, jajaj
    me lo apunto para hacerla.ya te contaré. Mil besos

    ResponderEliminar
  18. Nuria, mevencantan los panes en general y este en particular, este tuyo de hoy es muy parecido en cuanto a ingredientes y preparación a nuestra focaccia, aunque está sin esas aperturas ni con esa forma tan bonita de hoja. Eso de comprar pan en una buena tahona me apasiona y no me extraña que tu madre haya preferido mandar a otro a comprar el pan del domingo... ja ja
    Me encanta hacer pruebas con el pan y a veces ha sido un desastre y otras una maravilla, siempre me sorprende que solo con harina, agua y levadura pueda salir este milagro. Muchos besos y hasta la próxima

    ResponderEliminar
  19. Hola Nuria! Qué pan más lindo y "chic" Jeje! No conocía la Fougasse en este estado tan "épuré" pero me encanta igual... verás yo siempre la he visto con tiras de bacon y queso, o con aceitunas, "tapenade", ajo y romero, cebolla, suelen ser muy pero que muy generosas, con ellas tienes tu plato entero jaja! Pero tu versión seguramente sea la original, antes que todos vayan añadiendo su granito de arena y me gusta mucho más!! Me gusta también saber de dónde viene y cómo vio la luz gracias a ti y te ha quedado estupenda de rica 😉 Anda que pobrecita tu madre jaja! Yo es algo que hacía de vez en cuando, no me mandes al mercado que vuelvo cargada de cosas jaja!! De pequeña no comía nada así que mi madre se quedaba satisfecha si al menos me comía lo que había traído jaja!
    Bueno y lo de aburrirte te entiendo perfectamente, a mi me pasa con todo en la cocina... No repito mucho los platos ni los postres, siempre quiero probar cosas nuevas!!
    Un besote fuerte y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  20. hola Nuria, ya sabes que disfruto con tus panes y masas. No sabes las ganas que tengo de enfrascarme en la tarea de probar y probar masas y panes diferentes, pero lleva su tiempo , esperar levados... para eso tengo que tenr mañanas en casa y en verano no es que me cunda lo bastante el tiempo. Siempre me guardo tus panes para mí, ya alguno he hecho, como aquellos panecillos tan ricos que esos sí que los repito con frecuencia, sobre todo en verano, son rápidos y sencillitos. Me vienen genial para los bocadillitos de la playa y cenas rápidas. El de hoy va a mi saco de pendientes, debe estar de muerte.
    Un beso muy grandeeee!!!

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola Nuria! Si, si que hace tiempo que no nos visitamos, yo como siempre ando más liada que la pata de un romano y apenas me queda tiempo para atender el blog, hago lo que puedo para no abandonar, es por ahora el día a día de mi vida "y milagros". Espero que tu verano haya sido muy bueno y también que nos veamos más frecuente, ojalá. No me extraña para nada que te guste este mundo panero, a mí también me gusta, pero se lleva mucho tiempo en la cocina y es lo que no tengo. Una vez que has probado a hacer panes no puedes parar de probar a hacer otros, es un vicio y tu lo dominas más que bien. Este pan en concreto me llamó la atención por su forma de hoja, en algún sitio debí leer que de ahí deriva su nombre. No me he atrevido con él pues soy un tanto manazas y seguro que no me habría quedado ni la mitad que a ti de bien. Me parece según veo que debe estar muy, muy rico. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  22. La inquietud por hacer cosas nuevas está muy bien, sobre todo si el resultado que obtienes al final es el que tú nos muestras en la foto. Sin duda algunas es un pan que entra por los ojos, e imagino bien rico

    Saludos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  23. Hola mi niña. No estoy segura de si te va a salir mí comentario, llevo una semana que no me deja bien desde el móvil, por si acaso te cuento:
    Éste tipo de pan, lo hemos probado varias veces con distintos ingredientes aunque siempre comprado, una vez lo hice con masa de pizza que me sobraba y con un poco de romero y tomate seco, nos encantó pero vamos, feísimo comparado con éstos tuyos que te han quedado muy bien.
    no sabía su historia de porqué se hacían así, pensé siempre que era cosa de los panaderos que aprovechaban los restos de masas sobrefermentadas, cuando ya habían hecho todos los panes para vender, igual que hacen con los colines. Ya me hubiera gustado estar cerca para pegarle un buen pellizco a éstos panes. Muakkkkkkk

    ResponderEliminar
  24. Hola Nuria, aunque estoy apartada de este mundillo no me olvido de vosotras.
    Tu receta me gusta mucho, dan ganas de entrar por la pantalla de mi PC. Besos

    ResponderEliminar
  25. Siempre dices que los panes que haces son fáciles, yo creo que tú los haces fáciles por lo bien que lo explicas.
    Se nota la pasión que tienes por este blog. Un beset de Yola.

    ResponderEliminar
  26. El pan no es lo mío, soy muy manazas, así que os admiro a los que sois buenos panaderos.
    Esta "fougasse" tiene una pinta espectacular, con esa corteza crujiente... ¡no podría parar de comerlo, jejejeje!.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  27. Pero qué bonito te ha quedado... Hace tiempo que quiero hacer un pan como éste, a ver si me animo y me pongo...Besos

    ResponderEliminar
  28. Hola guapísima
    Qué pan más rico!!! No necesito probarlo para saberlo, con la foto del corte me basta. Encima es super bonito, casi da pena hincarle el diente, aunque como en esta ocasión llego tarde, para variar, es de suponer que no queda ya ni un trocito para hincarle el diente ;)
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  29. OOOOOOOOOOHHHHHHHH... me encanta este pan Reina Guanche... y como te ha quedado ¡señor! Ese corte es un golpe bajo.. lo estoy oyendo triscar y ni un trocito ¡ya te vale!

    Besiños Majestad

    ResponderEliminar


¿Qué es lo mejor de este Blog? Sin duda, tu comentario.
Para cualquier consulta o duda, escribe al correo: elcuadernoderecetas@gmail.com
Ahhhh, y muchísimas gracias por tomarte tu tiempo, hoy en día a todos nos falta siempre un poco ¿verdad?